¿En qué creemos?

Por Gloria Hdz
¿En qué creemos?

Creemos en México. 

Creemos en la democracia liberal. 

Creemos en el Estado de Derecho como condición necesaria de la democracia y el progreso. 

Creemos en el litigio estratégico para fortalecer el Estado de Derecho. 

Creemos en la división de poderes. 

Creemos en las instituciones y la necesidad de mejorarlas y fortalecerlas. 

Creemos en la libertad dentro del marco de la ley. 

Creemos en la responsabilidad ciudadana. 

Creemos en la planeación y en la buena administración para lograr proyectos que atiendan el bien común. 

Creemos en la necesidad y responsabilidad de todos de combatir la pobreza y la desigualdad. 

Creemos en que existe un deber ciudadano de combatir la ilegalidad, la corrupción y la impunidad en donde quiera que se encuentren. 

Creemos en la conveniencia de unir y sumar a los mexicanos, no de dividirlos y polarizarlos, como condición para alcanzar un desarrollo sustentable. 

En democracia, los ciudadanos tenemos el derecho y la obligación de estar siempre atentos y vigilantes de los actos del gobierno. De otro modo, se pueden producir abusos de autoridad contrarios a la legalidad. 

¿Por qué estamos profundamente inconformes con la decisión del Gobierno de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco para en su lugar construir un nuevo aeropuerto civil en la Base Militar de Santa Lucía como solución al problema de la saturación aeroportuaria que sufrimos en la actualidad? 

Porque desde el punto de vista que se elija resulta un craso error quedando claro que el NAIM es una mucho mejor opción para México y los mexicanos. Veamos: 

En cuanto a costo de inicio a fin: 260,000 mdp vs 315,000 mdp  

NAIM. El costo del NAIM se valuó inicialmente en la cantidad de 13,300 mdd para la primera fase del proyecto.1 De la cual, el 58% provendría de deuda pública [97,800 millones de pesos (mdp)] y el 42% restante por parte de la iniciativa privada (71,000 mdp). 

Para 2018, de los 13,300 mdd previstos en el presupuesto original, ya habían sido fondeados 8,850 mdd, es decir casi un 70% del monto total para la construcción del NAIM. Finalmente, faltaría fondear 4,450 mdd (equivalentes a 85,000 mdp) para contar con la totalidad de los recursos necesarios para finalizar la construcción del NAIM.2 Por último, del monto fondeado, 58,000 mdp se habían desembolsado para la construcción del aeropuerto.  

Los recursos fondeados cubrían necesidades financieras presupuestadas hasta la primera mitad de 2019, y se estructuraban de la siguiente manera: (a) 6,000 mdd por la emisión de los bonos verdes (MEXCAT y BBB); (b) 1,250 mdd por la cantidad asignada en los PEF3; y (c) 1,600 mdd por la FIBRA E4

SANTA LUCÍA. Según el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) –a quien el Presidente antes de tomar protesta le solicitó su opinión al respecto a efecto de validar la opción de Santa Lucía–, su costo asciende a la cantidad de 315,000 mdp que se conformaban como sigue: (a) 100,000 millones derivados de la cancelación del NAIM, dado el grado de avance de los trabajos efectuados a esa fecha y la indemnización a los constructores ante la terminación anticipada de sus contratos; y (b) 215,000 mdp por la construcción de un aeropuerto civil en la base militar de Santa Lucía.  

Es importante precisar que, a la fecha, no existe un proyecto integral para la construcción del aeropuerto en Santa Lucía, ni tampoco hay un esquema de cómo se financiará la construcción, desarrollo, mantenimiento y operación.  

En cuanto a costo al erario a partir de este momento en adelante: 0 pesos vs 215,000 mdp 

NAIM. Terminar el NAIM le costaría CERO PESOS al Erario. Nos explicamos:  

En el NAIM ya se encontraba invertida en obra una cantidad cercana a 60,000 mdp y ya se habían fondeado al Fideicomiso de Inversión respectivo otros 120,000 mdp destinados a su construcción –arrojando una cantidad total de 180,000 mdp de los 250,000 millones que costaba su construcción–. En este sentido, sólo faltaba una cantidad aproximada de 70,000 mdp para su culminación, mismos que podrían no provenir del Presupuesto de Egresos, ya que existían fuentes de financiamiento alternativas y que podrían cubrirse íntegramente por la iniciativa privada. 

SANTA LUCÍA. El costo al erario a partir de este momento, según cifras dadas a conocer por el CICM, sería más de 215,000 mdp. Como mencionamos anteriormente, no existe un proyecto integral para Santa Lucía. 

En cuanto a la solución al problema de la saturación aeroportuaria. 50 años vs 5 años 

NAIM. Los especialistas de la materia –particularmente MITRE– han asegurado que el problema de la saturación aeroportuaria queda resuelto, por lo menos, durante los cincuenta años siguientes y hasta el final del siglo. 

SANTA LUCÍA. Especialistas en la materia como MITRE y el Colegio de Ingenieros Mexicanos en Aeronáutica (CIMA) han sostenido que probablemente ni siquiera resuelva el problema y que, de hacerlo, sería por un plazo muy breve, aproximadamente cinco años. 

Tiempos para la culminación de la construcción. 

NAIM. Ya existe más de un 30% de avance en los trabajos de construcción, de reiniciarse su construcción, la primera fase del proyecto podría concluirse en un plazo de tres a cuatro años. 

SANTA LUCÍA. Existe una total incertidumbre en cuanto a los tiempos para su conclusión dada la carencia de permisos para su construcción, incluyendo ambientales, antropológicos, arqueológicos, de seguridad, de viabilidad aeronáutica, de impacto social, etc.  

Antes del inicio de la construcción del NAIM tuvieron que pasar más de diez años así como la obtención de 146 permisos y estudios de todo tipo tanto por empresas públicas y privadas, nacionales e internacionales, para iniciar su construcción. 

En cuanto a la logística y conectividad de vuelos5 km vs. 47 km. 

NAIM. Existe plena conectividad de vuelos dado que se trata de una ciudad aeroportuaria en la que los pasajeros que pretendan realizar conexiones para vuelos a otros destinos sólo tendrán que trasladarse de una terminal a otra dentro del mismo aeropuerto. 

SANTA LUCÍA. La conectividad se ve sacrificada dada la distancia entre Santa Lucía y el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y más aún entre Santa Lucía y el Aeropuerto Internacional de Toluca. Claramente los pasajeros así como las aerolíneas no tendrán incentivo para planear sus viajes y rutas por la Ciudad de México dada la problemática conectividad entre los vuelos. En lugar de tomarles de 15 a 30 minutos llegar al vuelo de conexión, esto podrá tomarles de dos a seis horas. 

Viabilidad técnica. 

NAIM. La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) declaró que el NAIM con su ubicación cercana a la Ciudad de México y en un cruce de importantes infraestructuras de transporte terrestre resulta idónea para la operación aeronáutica y la gestión administrativa del aeropuerto, cuya rentabilidad de explotación sería la más atractiva, por no implicar grandes inversiones en infraestructuras de acceso ni procedimientos especiales de navegación aérea.5 

SANTA LUCÍA. La OACI ha declarado que no ha realizado ningún estudio de espacio aéreo sobre la operación conjunta de aviación civil ni en su capacidad operativa y destacó que para ese organismo resultaba claro que la mayor influencia sobre la viabilidad de las opciones, además de la rama técnica, radicaba en decisiones de políticas de gobierno de alto nivel estratégico.6 

Economía del autotransporte. 

NAIM. El CIMA sostuvo que el NAIM aprovecha la posición geográfica del país, y participa como hub (centro de conexión), -aeropuerto que una aerolínea usa como punto de transferencia para cubrir sus destinos, fortaleciendo la eficiencia, seguridad y facilidad de conectividad de los pasajeros en los vuelos nacionales e internacionales. 

SANTA LUCÍA. MITRE señaló que al construir Santa Lucía y operar simultáneamente los tres aeropuertos, Panamá y Houston captarían gran parte del tráfico de transferencia entre vuelos. El CIMA señaló que Santa Lucía genera problemática (tiempo/distancia) en la conexión interterminales por operar con dos aeropuertos distantes, para estar en posibilidad de ofrecer un hub que compita con Panamá. Asimismo, hizo énfasis en que enfrentaría la problemática de buscar la rentabilidad o incentivos respecto de costos adicionales en los que incurrirían las aerolíneas por operar dos aeropuertos al mismo tiempo, en lugar de uno (duplicidad de operaciones, aviones, trabajadores, equipos). 

Conclusiones. 

La idoneidad y eficiencia del NAIM ha sido avalada por los organismos nacionales e internacionales, peritos en la materia, garantizando la resolución del problema de saturación que sufre el AICM por un plazo de 50 años.  

El costo de la culminación del NAIM, es notoriamente inferior, al costo que representa el proyecto de Santa Lucía que carece de cualquier estudio de factibilidad y costos financieros, lo anterior, sumado al costo hoy desconocido que representaría la realización de otro proyecto aeroportuario para dar solución a la saturación que sufrirían los aeropuertos de Santa Lucía al cabo de 5 años.


1 Actualización del Análisis Costo Beneficio del NAIM (Noviembre 2018), página 52.

2 GACM, Nuevo Aeropuerto Internacional de México, Esquema legal del Financiamiento.

3 Según la suma del monto asignado en los PEF correspondientes a los años de 2015 a 2018, da un total de 23’560,880.74 mdp. GACM ha declarado que 28,000 mdp.

4 Ídem.

5 OACI (Noviembre de 2013). OACI-DIRECCIÓN DE COOPERACIÓN TÉCNICA PROYECTO MEX/13/801. Necesidad e Idoneidad de la Solución Propuesta para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Recuperado de: file://nas/Data/Common/Socios/Amparo%20NAICM/Memo/Informe-MEX-13-801-Necesidad-Idoneidad-NAICM-V0_R0%20(1).pdf.

6 OACI, op. cit. Nota 16.